Tratamiento capilar con Cassia Obovata

Este año 2020 está siendo un año de introspección y descubrimientos. El hecho de haber pasado muchos meses encerrados en casa me ha dado la oportunidad de conocerme un poquito mejor e investigar sobre los temas que me interesan. Uno de ellos es la cosmética natural y todas las posibilidades que nos ofrece. Me encanta descubrir marcas nuevas, de gente que apuesta por su pasión y se lanza a ofrecer al mundo aquello en lo que cree.

Una de las marcas que he descubuerto estos últimos meses es Henna Morena y no me puede encantar más. En especial, el tratamiento que me ha sorprendido muchísimo es la Cassia Obovata. Había oído hablar de la henna y sus beneficios para el pelo, pero nunca la había tenido en cuenta, ya que no buscaba cambiar mi pelo de color y mucho menos hacia algún tono cobrizo. ¿Cuál fue mi sorpresa al descubrir la cassia? pues que tiene todas las propiedades de la henna, pero no cambia el color del pelo!

La cassia ayuda a fortalecer, regenerar y aportar vitalidad al cabello. Además aporta brillo y nutre el pelo desde dentro, evitando su caída. Justo, todo lo que necesitaba tras el verano y tantos meses estresantes de confinamiento.

Me aventuré a hacer mi primer pedido y el resultado fue tan maravilloso, que ya he hecho el segundo!

El procedimiento es sencillo y se necesitan pocos ingredientes.

Tratamiento capilar con Cassia Obovata

Para melena media. Adaptar según largo del pelo.

¿Qué necesitas?

  • Cassia Obovata
  • 1 vaso agua caliente o una infusión (yo utilizo esta infusión de laurel, tomillo y ortiga)
  • 4 cucharadas de aceite de almendras
  • 1 bol y cuchara de madera

¿Cómo se hace?

  1. Colocar 75 g de cassia en el bol de madera (medio paquete)
  2. Ir añadiendo poco a poco la infusión hasta que tenga una consistencia de chocolate a la taza
  3. Añadir el aceite y remover hasta que se integre
  4. Aplicar por todo el cabello desde raices hasta puntas, dividiento el pelo por capas
  5. Cubrir el pelo con un gorro de ducha o papel film para evitar que se nos enfríe la cabeza
  6. Dejar actuar durante 1 hora
  7. Retirar el producto del pelo con abundante agua y champú (mejor si es un champú sin siliconas)

¿Algún consejo?

Mi pelo es muy seco, así que a mi me gusta aplicar unas gotitas de aceite de almendras en las puntas, después de haber secado el pelo.

Te animo a probarlo si te apetece nutrir tu pelo de forma natural y repararlo después del verano.

🙂

Marina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s